La ciencia, su método y su filosofía

Definición de ciencia[editar | editar código]

La ciencia se puede definir como la búsqueda del conocimiento racional, sistemático y exacto, para poder ser verificable y falible. Es un mecanismo donde el hombre puede amasar y remoldear la naturaleza para someterla a sus propias necesidades. 

Principales características del conocimiento científico[editar | editar código]

  • Es fáctico: intenta describir los hechos tales como son, independientemente del valor comercial o emocional. Los enunciados fácticos confirmados se los llama “datos empíricos”.
  • Trasciende los hechos: descarta los hechos, produce nuevos y los explica. Los científicos no consideran su propia experiencia individual como un tribunal inapelable, se fundan en la experiencia colectiva y en la teoría.
  • Es analítica: trata de descomponerlo todo en elementos. El análisis no es un objetico sino una herramienta que sirve para construir síntesis teóricas.
  • Es especializada: se encarga de estudiar avances en cada especialización de la ciencia, o en cada rama.
  • Es claro y preciso: La ciencia es mucho más que sentido común organizado, aunque ésta provenga del sentido común, la ciencia constituye una rebelión contra su vaguedad y superficialidad. Los problemas se formulan de forma clara y se debe poder distinguir cuáles son los problemas. Define la mayoría de sus conceptos, crea lenguajes utilizando símbolos, y procura siempre medir y registrar fenómenos.
  • Es comunicable: es expresable y de acceso público, y esto es gracias a su precisión. El no compartir de los descubrimientos puede hacer que otros científicos se estanquen o pierdan el tiempo.
  • Es verificable: debe aprobar el examen de la experiencia, si fracasa en la práctica, fracasa por completo. Ésta aísla y controla las variables, y los resultados son interpretados de varias maneras.
  • Es metódica: saben lo que buscan y cómo encontrarlo. Estudian a partir de un método y no al azar.
  • Es sistemático: no es un agregado de informaciones inconexas, sino un sistema de ideas conectadas lógicamente entre sí. La sustitución de cualquiera de estas ideas cambia todo.
  • Es general: ubica los hechos singulares en pautas generales, y los enunciados particulares en esquemas amplios. Ignora los hechos aislados.
  • Es legal: busca leyes y las aplica. Intenta convertir hechos singulares en leyes generales. Intenta llegar a la raíz de las cosas. Hay leyes que explican hechos y otras que explican otras cosas.
  • Es explicativa: intenta explicar los hechos en términos de leyes y las leyes en términos de principios. Intentan responder al por qué ocurren los hechos y cómo ocurren.
  • Es predictiva: trasciende la masa de los hechos de la experiencia, e intenta imaginar cómo fue el pasado y cómo será el futuro.
  • Es abierta: es auto-correctiva y está abierta a que sus teorías o hipótesis sean corregidas o refutadas.
  • Es útil: busca la verdad y es eficaz en la provisión de herramientas para bien y para mal.

Tres tipos de conocimiento[editar | editar código]

Los tres tipos de conocimiento abordados son el sentido común, el mítico religioso, y el científico. Sus principales características son:

  • El conocimiento del sentido común es un tipo de conocimiento subjetivo, basado en la experiencia. Se dice que es práctico ya que a partir de él nos manejamos en la sociedad, y aprendemos por medio del mismo diariamente. Decimos que es subjetivo ya que cada uno vive su cultura y su día a día como puede y en base a sus experiencias cotidianas. Es universal en tanto todas las personas del mundo poseen este tipo de conocimiento y lo pueden utilizar como herramienta. Está limitado en muchos aspectos; es asimétrico, disperso, fragmentado, no es confiable, no se puede medir, y no puede llegar nunca a verdades absolutas para dar cuenta de una realidad, y por lo tanto no es universal ya que no todos llegan a lo mismo.
  • El conocimiento mítico religioso se basa en las creencias. En el mismo, se da entidad y credibilidad a realidades no empíricas y lo supra-humano. Se genera como medio para dar respuestas inmediatas a las dudas humanas, y el mismo fomentó la búsqueda de nuevas respuestas. Se encuentra limitado y no se puede dar respuestas válidas ya que no se puede verificar, replicar, comprobar ni medir. Al mismo tiempo es un conocimiento dogmático que por su fundamento no acepta respuestas externas, como puede ser una respuesta racional.
  • El conocimiento científico, a diferencia de los ya nombrados, se caracteriza por ser objetivo, racional, sistemático, riguroso, verificable, medible y falible: Este tipo de conocimiento busca explicar fenómenos naturales y sociales desde el uso de la razón. El mismo surge con la modernidad y con el pensamiento secular, y se encarga de responder preguntas mientras genera nuevas, por lo que genera constante conocimiento.

Diferencias entre las ciencias fácticas y las ciencias formales[editar | editar código]

Las diferencias entre ciencias fácticas y las formales son que las formales, como la lógica y la matemática, son racionales, sistemáticas y verificables, pero no son objetivas ya que no se ocupan de los hechos. Éstas tratan con entes ideales que solo existen en la mente humana y a partir de esto construyen sus propios objetos. Se las llama formales porque sus objetos de estudio no son cosas ni procesos, sino formas en las que se puede verter un surtido ilimitado de contenidos, tanto fácticos como empíricos. Las demás ciencias recurren a las formales empleándolas como herramienta para realizar deconstrucciones más precisas de ciertas relaciones. Pero de todas formas las ciencias fácticas necesitan más que la lógica formal por lo que deben recurrir a la observación y/o experimentación. Cuando hablamos de las ciencias formales, sus bases son los axiomas, que son sus puntos de partida que se aceptan como verdad y no son verificables. Por el otro lado, se le exige a todos los enunciados de las ciencias fácticas que sean verificables, y únicamente después de que hayan pasado este proceso de verificación empírica será considerado verdadero hasta ser refutado o reemplazado en el futuro. De esta manera decimos que las ciencias formales demuestran o prueban (la demostración es completa y final); las ciencias fácticas verifican hipótesis provisionales (la verificación es incompleta y por eso temporaria). También se afirma que las ciencias de la naturaleza y la sociedad (fácticas)  están caracterizadas por dos rasgos esenciales que son la racionalidad (está constituido por conceptos y juicios, y no por sensaciones; y sus ideas se pueden combinar u organizar en distintos conjuntos de ideas) y la objetividad (concuerda con su objeto y busca alcanzar la verdad fáctica).