Fundamentos de filosofía de la ciencia

Capítulo 1. Introducción: naturaleza y función de la filosofía de la ciencia[editar | editar código]

La ciencia es una teorización, una práctica, que produce saber o conocimiento científico. Loes estudios metacientíficos (historia de la ciencia, psicología de la ciencia, filosofía de la ciencia, etc.) tienen como objeto a la ciencia. La filosofía se diferencia de otras ciencias en que hace análisis conceptual. Por lo tanto, la Filosofía de las Ciencias tiene como objeto poner de manifiesto los aspectos filosóficos conceptuales de la actividad científica, esto es, elucidar conceptos fundamentales de la actividad científica, como los de ley, contrastación, etc., y reordenar conceptualmente o reconstruir esos sistemas de conceptos producidos por la ciencia que son las teorías científicas [y estudiar las normas que rigen la actividad científica].

La filosofía de las ciencias tiene tres dimensiones:

  • Descriptiva: describir las normas vigentes
  • Normativa: establecer normas evaluativas
  • Interpretativa

La dimensión descriptiva y la normativa se dan juntas, ya que al describir las reglas que rigen la actividad, puede evaluar si esas reglas se han seguido (ej. contrastación). Las convenciones son reglas que se siguen sin que medie un acto de decisión, pero que rigen cierta práctica. Los científicos muchas veces tienen conocimiento implícito de su actividad (saben realizarla bien) pero no explícito (no saben formular las reglas). Los filósofos buscan este conocimiento explícito.

La filosofía de las ciencias tiene la dimensión interpretativa porque construye modelos de los constructos científicos (p. ej. análisis y reconstrucción de teorías). Modelar es "reconstruir bajo cierta óptica determinados aspectos de los constructos científicos que nos parecen reveladores par entender lo que es esencial de ellos". Un modelo es bueno si es perspicuo, es decir, si puede hacernos comprender lo esencial de los constructos científicos al nivel más profundo posible.

En general las tres dimensiones se dan a la vez: las prácticas científicas involucran constructos y teorías, y tales constructos son el resultado de ciertas prácticas.

Fases de la filosofía de la ciencia:

  1. Protohistoria. Aristóteles, Bacon, Descartes, Newton, Hume, etc. Kant construye un modelo de la estructura conceptual que tienen las teorías científicas. Comte tiene como objetivo generar un esquema clasificatorio y jerárquico de las ciencias, teniendo en cuenta tanto la perspectiva diacrónica como la sincrónica. Mill se interesa por la veta metodológica.
  2. Germinación o performación (1890-1914  1° GM). Teoría de la relatividad; Russell, Mach (empirismo radical), Poincaré.
  3. Eclosión (1918-1935). Se abandona el proyecto kjantiano. Florece el Círculo de Viena. Aparecen los aportes de Hempel, y empiezan a desarrollarse congresos, etc.
  4. Clásica (1935-1970). Se consolidan los logros de la etapa anterior. Todos adoptan el racionalismo crítico y la concepción hipotético-deductiva del método científico.
  5. Historicista (1960-1985). Los filósofos se dan cuenta que la filosofía no tenía en cuenta la práctica efectiva, la cual se puede desarrollar en su historia. Giro Historicista: Kuhn, Lakatos, etc.
  6. Modelista (’80-...). Eclosionan las filosofías de las ciencias especiales, y se dan al interior ciertas ´posiciones que ponen en tela de juicio el modo en que fue tratada la noción de teoría de la tradición anterior, y pondrán en su lugar la noción de modelo.

Capítulo 5. Las leyes científicas[editar | editar código]

En la ciencia, el lenguaje se usa para realizar aserciones, para decir que las cosas son de cierto modo. Las unidades aseverativas mínimas son las proposiciones, o en términos lingüísticos, los enunciados. En el discurso científico, un tipo especialmente importante de unidades proposicionales son las leyes, que se pueden articular a su vez entre ellas conformando unidades más amplias, las teorías. Las leyes son las unidades aseverativas mínimas que no son informes sobre acaecimientos particulares, esto es, las leyes son un tipo de aseveraciones generales, expresan regularidades.

Esto no supone que cualquier generalización sea una ley, sino sólo que toda ley involucra una generalización.

Las leyes son, o son expresadas por, aseveraciones generales. En el caso de las leyes se puede defender tanto que ellas mismas son las aseveraciones o enunciados generales, como que son lo que las entidades lingüísticas expresan, las proposiciones.

Las leyes tienen un carácter aproximativo o idealizador. Contienen diversas idealizaciones que hacen que sólo quepa esperar su aplicabilidad aproximada. Si exigimos una aplicación estricta, muchas leyes aparecerán como, o bien vacuamente verdaderas, o bien "irremediablemente" falsas.

1. Tipos de generalizaciones y de leyes[editar | editar código]

Las leyes son generalizaciones nómincas.

1.1. Leyes y regularidades[editar | editar código]

1.2. Tipos de regularidades[editar | editar código]

Cambia la modalidad, es decir, el modo en que la oración es verdadera o falsa:

  • Analíticas. Algo verdadero es conceptualmente necesario sii su negacion es inconsistente con nuestros conceptos, esto es, si no hay modo de concebir su falsedad sin contradicción. Ej: los solteros no están casados.
  • Nómicas. Algo verdadero es nómicamente necesario sii su negación contradice las actuales leyes naturalñes, esto es, si no hay un modo de describir una situación en la que sea falso y sigan cumpléndose las leyes naturales que rigen la naturaleza.
  • Factuales o accidentales. Ocurren de hecho pero no de derecho, ocurren pero podrían no ocurrir.
  • Epistémicas. Se consideran fijadas las regularidades que constituyen nuestro acceso epistémico usual a cierto ámbito. Ej: las cebras son rayadas.

Las leyes son regularidades verdaderas nómicamente necesarias. [Pero esto no aclara, pues habíamos definido necesidad nómica en término de leyes naturales]. La necesidad nómica se preserva bajo la implicación lógica.

Posiblemente, de las generalizaciones nómicas, las que cumplen ciertas condiciones adicionales (no son contienen elementos irrelevantes o son redundantes) son leyes.

1.3. Tipos de leyes[editar | editar código]

Las leyes restringen las relación es entre los posibles estados de un sistema. De todas las relaciones conceptualmente posibles, sólo algunas de ellas, las permitidas por las leyes, son nómicamente posibles.

  • Ley de coexistencia: las restricciones que impone una ley se refieren a estados temporalmente simultáneos. Estas leyes establecen una relación entre los valores simultáneos de las diversas magnitudes involucradas.
  • Ley de sucesión: las restricciones que impone la ley se refieren a la sucesión o transición entre estados. Estas leyes establecen las relaciones que deben darse entre dos estados sucesivos para que uno pueda transformarse en el otro.

[La diferencia entre ambas es parcialmente relativa al modo como describamos las leyes].

  • Leyes probabilistas: es aquella cuya expresión hace referencia explícita a la probabilidad. Estas leyes establecen la coexistencia o transición entre estados sólo con cierta probabilidad p. Es nóimicamente posible que aun siendo al ley verdadera se den las condiciones antecedentes y no se den las consecuentes. [Por eso muchos dudan dew que se pueda hablar aquí de necesidad nómica].
  • Leyes no probabilistas.
  • Leyes estrictas.
  • Leyes no estrictas. Incluyen las cláusulas ceteris paribus: "si nada interfiere". Ej. "Todos los A son, ceteris paribus, B". Estas leyes se pueden calificar de interferibles, pueden tener obviamente excepciones: dándose A se puede interferir la ocurrencia de B si las condiciones CP no se satisfacen. Muchas leyes contienen CP sin decirlo explícitamente, como las que tienen idealizaciones.
  • Leyes causales. Regularidades nómicas que contienen o expresan un vínculo causal entre condiciones antecedentes y consecuentes. Obviamente son leyes de sucesión,, pues el efecto sucede a la causa.

2. Leyes y regularidades accidentales[editar | editar código]

Tanto las regularidades accidentales como las nómicas (en el sentido estrecho de estrictas no probabilistas) son "hechos" generales "que ocurren" del tipo "Todos los A son B" y la cuestión es elucidar su diferencia, determinar qué distingue unas regularidades de otras. Se trata sólo de señalar una serie de propiedades que intuitivamente distinguen a las leyes de las regularidades accidentales.

2.1. Generalidad pura e irrestricción[editar | editar código]

Las leyes no pueden contener referencia alguna a objetos particulares, lugares o momentos específicos, esto es, deben ser puramente generales. Objeción: esta condición es excesiva, excluye a las leyes de Kepler. R: Aceptemos estas generalizaciones no puras como leyes si son derivables de otras leyes. Objeción: las leyes de Kepler eran consideradas leyes antes de Newton; además, de laas generalizaciones puras solas no puedo derivar generalizaciones no puras.

La generalización debe ser irrestricta: su ámbito de aplicación no está restringido a una región espacio temporal. Objeción: podría haber leyes genuinas que involucren esencialmente regiones espaciotemporales particulares (ej. geología).

2.2. No vacuidad[editar | editar código]

Las leyes no pueden ser vacuamente verdaderas. Objeción: todo hilo de cobre a –270° es buen conductor" es vacuamente verdadera y no es evidente que no sea una ley, pues "todo hilo de cobre es buen conductor" lo es. R: Digamos que una generalización vacuamente verdadera es una ley si se deriva de una ley que no es vacuamente verdadera. Objeción: Las leyes genuinas contienen a menudo idealizaciones. Además, es poco plausible aceptar como ley cualquier generalización vacuamente verdadera consecuencia de una ley ("todo varón embarazado tiene branquias").

2.3. Confirmación[editar | editar código]

Las regularidades nómicas se consideran confirmadas por sus instancias, las accidentales no. En la medida en que una generalización se considere nómica, se estará dispuesto a considerarla confirmada a través de sus instancias correctas. Si la generalización es considerada accidental, "hasta la última instancia" no podemos decir nada, ni siquiera de grado.

2.4. Predicción[editar | editar código]

Con las leyes estamos justificados a predecir sobre casos desconocidos.

2.5. Explicación[editar | editar código]

Las leyes son explicativas, las regularidades accidentales no.

2.6. Causalidad[editar | editar código]

Hay una relación causal entre las condiciones antecedentes y consecuentes.

Interpretación fuerte: toda ley contiene explícitamente elementos causales. Objeción: Eso deja afuera a Galileo y Kepler. Interpretación débil: toda ley que no sea directamente causal se subsume en, o se deriva de, otras que sí lo son. Objeción: las leyes de Kepler fueron consideradas leyes perfectamente legítimas antes de que Newton desarrollara su mecánica.

2.7. Apoyo a contrafácticos[editar | editar código]

Las leyes son modales, y por eso soportan o apoyan cierto tipo específico de afirmaciones modales, las afirmaciones condicionales contrafácticas. Condicional contrafáctico: "Si A hubiera ocurrido, habría ocurrido B", o "si ocurriera A, ocurriría B". Las leyes dan apoyo a este tipo de expresiones, las regularidades accidentales no. La predicción no es más que la apliacción de un contrafáctico en el que el antecedente pueden no haberse dado todavía pero se dará. Si una ley explica es justamente porque contienen el elemento de modalidad expresado en el contrafáctico que apoya. Por eso no hay problema con que una let sea vacuamente verdadera kcontemplada como generalización condicional material, pues lo que importa es su aspecto modal.

2.8. Intensionalidad[editar | editar código]

La nomicidad es una característica intensional. "Todo humano es primate" es na ley pero "Todo bípedo implume es primate" no lo es. El operador de nomicidad genera contextos intensionales: en los enunciados del tipo "es una ley que todos los A son B" no rige la sustitutividad salva veritate de expresiones coextensionales. La sustituación de A por un predicado coextensional C puede modificar su valor veritativo. La intensionalidad es característica de cualquier modalidad, por eso, en este caso es consecuencia de que las leyes involucran modalidad. Las expresiones 2es una ley que" y "es nmicamente necesario que" no son más que variantes estilísticas del mismo operador modal.

2.9. Proyectabilidad y clases naturales[editar | editar código]

Una regularidad observada es proyectable si estamos justificados a proyectarla hacia el futuro. ¿Qué es un atributo proyectable? El que interviene en leyes. Objeción: entonces el problema es especificar qué distingue a las leyes. R: Distingamos entre clases naturales (que corresponden a divisiones de la naturaleza) y clases no naturales. Las leyes sólo deben involucrar, entonces, clases naturales. Objeción: la noción de clase natural requiere tanta elucidación como la de ley,. Además hay un problema con la implicación lógica: dos leyes con clases naturales pueden implicar una ley que no hable de clases naturales.

2.10. Objetividad y descubribilidad[editar | editar código]

Objetividad: qué regularidades son nómicas depende del mundo no de nosotros. Las leyes son objetivas y por eso se pueden descubrir, las leyes no se "crean", exiten independientemente de nosotros, y nosotros las descubrimos. Objeción: esta exigencia es inapelable, en términos intuitivos. Tal vez pueda recurrirse a clases naturles o algo así.

2.11. Sistematicidad[editar | editar código]

Las regularidades accidentales pueden "vivir aisladas". A diferencia de ellas, las leyes mantienen relaciones orgánicas de dependencia que no son sólo relaciones lógicas. Dos o más leyes pueden estar vinculadas de modo que no reducible a que una sea lógicamente deducible de otra.

3. Acaecimientos, causalidad y leyes causales[editar | editar código]

3.1. Acaecimientos y relaciones causales[editar | editar código]

Los acaecimientos (sucesos, eventos) son determinada especie de entidades particulares. Un evento o acaecimiento es cualqueir cosa que ocurre o sucede en cierto lugar durante cierto intervalo temporal. Entre los acaecimientos se distinguen los procesos y los estados. Los procesos son acaecimientos variables; los estados son eventos constantes.

Los objetos y acaecimientos son entidades particulares que pueden tener o ejemplificar propiedades (ej. "ser la caída de un rayo"). La relación causal es una relación que se da entre eventos particulares. Un mismo evento puede tener innumerables causas.

Una causa o factor causal de cierto suceso particular e, el acaecimiento-efecto, es otro suceso particular c, acaecimiento-causa, tal que si no hubiera ocurrido c, permaneciendo todo lo demás igual, no habría ocurrido e.

No debemos confundir la multiplicidad de causas con la multiplicidad de explicaciones. No toda causa es explicación. Aunque el hecho de que uan se sacara el permiso de conducir es una de las causas del accidente, pero no es una buena explicación decir que Juan se accidentó porque se sacó el permiso de conducir.

La causa, o causa total, de un suceso e es la suma o conjunción de todos los eventos tales que, de cda uno de ellos, es cierto que de no haber ocrrido, y permaneciendo todo lo demás igual, no habría ocurrido tampoco e.

La relación causal se da entre sucesos partculares, entre acaecimientos-ejemplar, pero gracias a que tales sucesos son de cierto tipo, es decir, ejemplifican cierta propiedad. La causalidad se da entre acaecimientos-ejemplar en virtud de que corresponden a ciertos acaecimientos-tipo. Así, aunque ese mismo suceso particular que causa el accidente tiene ambas propiedades ("estar en movimiento a 100 km/h" y "ser captado por un radar"), causa el accidente en virtud de que ejemplifica una de ellas, no de que ejemplifica la otra.

Causalidad – dependencia contrafáctica. En ciertas situaciones parece haber dependencia contrafáctica sin haber relación causal (ej. con una máquina lanzo dos cohetes y uno siempre caerá a los 6s y otro a los 9s; si los tirara, caerían así, pero la caída del primero no causa la del segundo), y en otras parece haber relación causal sin dependencia contrafáctica (ej. causas independientes confluyentes).

3.2. Leyes causales[editar | editar código]

La causalidad es una relación entre sucesos particulares, pero lo es en virtud de que éstos ejemplifican ciertas propiedades generales. Las leyes son generales, y las leyes causales expresan la relación causal entre propiedades, "causal" no en el sentido de que una propiedad cause otra, sino de que sucesos de un tipo causan sucesos del otro. Las leyes causales son acerca de las propiedades o acaecimientos-tipo en virtud de los cuales se dan las relaciones causales entre los acaecimientos-caso. Esto explica la intensionalidad de las leyes.

Consecuencia extraña respecto a las leyes causales estrictas. Es muy implausible, si los sucesos tienen múltiples causas, que una ley:

Contenga condiciones antecedentes estrictamente suficientes.

Contenga en su anteceednte la causa total, esto es, deba referirse en su antecedente a todos los tipos de factores causales.

Pero no es tan así. Las leyes científicas se centran mjuchas veces en tipos de sucesos con relativamente pocos factores causales, o incluso a veces tratan de efectos debidos a un únicos factor causal. En edstos casos parece que expresan los factores causales completos. Sin embargo, hay fenómenos con múltiples factores causales que son objetos genuinos de investigación científica, como el estudio de la esquizofrenia, de las ciencias sociales o la biología. Pero esto es ciencia también.

En situaciones de este tipo, al existencia de lees estrictas que contemplen la totalidad de factores causales de un fenómeno es efectivamente muy implausible.

Hay leyes no causales; el uso que de hecho hacen los científicos de la noción de ley no presupone la de causalidad.

4. Cláusulas ceteris paribus y leyes no estrictas[editar | editar código]

Muchas leyes científicas son interferibles, y esto se hace manifdiesto al incluirse explícitamente cláusulas ceteris paribus. Lo característico de estas leyes es ue son leyes con excepciones. LA ocurrnia del suceso particular del tipo A implica nómicamente la ocurrencia del suceso del tipo B sólo si se dan ciertas condiciones adicionales, por lo que en caso de que tales condiciones resulten interferidas por ciertos factores inhibidores, se da el suceso antecedente y no el consecuente.

4.1. Análisis de las leyes no estrictas[editar | editar código]

Las leyes no estrictas son leyes incompletamente formuladas: son leyes cuya formuylación no incluye todos los factores causalmente relevantes. "A, cp, implica B" tiene en realidad el siguiente contenido: a) no ocurre que A N-implica B, b) A y H N-implica B. H es el deconnocido complemento de la condición antecedente A y ambas propiedades tomadas conjuntamente constituyen el antecedente de una ley estricta.

Objeción: (1) H puede ser compleja e incluir factores positivos y negativos (no ocurrencia de cierto hechos), pero las condiciones negativas no se pueden asimilar plausilemente con universales, o propiedades naturales. (2) Relación entre ciencias especiales y la ciencia básica.

Armstrong. La relación nómica primitiva es la expresada por leyes no estrictas, y las estrictas son un caso especial.Una relación nómica concreta entre A y B es interferible si es posible la existencia de una propiedad I que la interfiera. Las leyes estrictas son relaciones nómicas que no tienen, ni N-pueden tener (C-pueden tener, pues no son analíticas), interferidores.

Interpretar las leyes no estrictas como leyes probabilistas. "Todos los A son, cp, B", sería una variante estilística de que ¡"La probabilidad de que los A sean B es (muy) alta". Objeción: debe proporcionar una elucidación de leyes probabilistas que sea coherente con esta reducción de leyes no estrictas a leyes probabilistas.

4.2. Leyes no estrictas y ciencias especiales[editar | editar código]

El fisicalismo plantes situar a las teorías físicas sobre la base de todo nuestro conocimiento. La versión más extrema es eel reduccionismo, que luego se hace menos ambiciosa con la superveniencia.

La mayoría de las leyes especiales, si no todas, son no estrictas, contienen implícita o expl´kicitamente cláusulas ceteris paribus. El fisicalista cree que esto le da plausibilida a su tesis. Si la causalidad se da entre acaecimientos partculaes en virtud de ejemplificar ciertas propiedades, y el facror interferidor es, p.ej. neuro-bioquímico, entonces las propiedades en virtud de las cuales el acaecimiento partticular causa determinado efecto cuando no es interferido, deben ser también neuro-bioquímicas, pues de otro modo la causación no sería interferible por sucesos neuro-bioquímicos. La eventual formulación comleta de leyes no estrictas debe mencionar las propiedades causalmente relevantes. Si todas las propiedades causalmente relevantes deben ser del mismo nivel, entonces todas las propiedades que menciona la eventual ley estricta formulada completamente deben ser del nivel de los factores de interferencia. Pero entonces ya no es una ley (no estructa) de la ciencia especial sino una ley (estricta) de la ciencia básica.

4.3. Leyes no estrictas y ciencia básica[editar | editar código]

Los factores interferidores pueden ser todos del mismo nivel que el de las propiedades que se mencionan en la formulación no estricta de la ley, en cuyo caso la eventual formulación completa de la ley no supone ningún descenso ontológico. El lugar más apropiado para plantear la cuestiónd e las leyes no estrictas, independientemente de la relación entre ciencia especial y básica, es el de la ciencia básica, pues simplemente ella no tiene otra más básica a la que se puede apelar para dar cuenta de las interferencias.

Objeción:

Muchas de las leyes de la mecánica clásica son claramente leyes no estrictas. En estos casos, los factores interferidores no provienen de otros nivels supuestamente más básicos, sino del propio nivel cuyas propiedades (magnitudes) son mencionadas en la formulación de la ley. Este tipo de leyes se pueden completar de dos modos distintos:

Incluir explícitamente una cláusula CP que menciona las idealiuzaciones (Newton: la aceleración es "en el vacío", "el hilo del péndulo no tiene masa", etc.). pero así se trataría de leyes estrictas vaucuamente verdaderas, pues una vez explicitadas las idealizaciones e incluidas como condiciones antecedentes adicionales, el antecedente de la ley no se cumpliría en ninguna situación empírica real.

Mantener el antecedente sin idealizaciones y refinar el consecuente para que se tome en cuenta los efectos derivados de los factores inhibidores. Objeción: Es difícil llegar a tal refinamiento hasta conseguir leyes estrictas.

Las leyes físicas básicas no estrictas serían siempre derivadas, es decir, p.ej. el resultado de apliacr a situaciones particulares leyes mecánicas más fundamentales que tratan directamente de los elementos diámicos causalmente responsables de los efectos cinemáticos. Éste sería un modo de eliminar las leyes no estrictas de la ciencia básica. Para que ello pueda ser, es necesario que las leyes más básicas sean estrictas. Hay leyes estrictas básicas, o más bien, versiones de esas leyes (porque siempre se pueden formular de manera que no sean estrictas).

5. Probabilidad y leyes probabilistas[editar | editar código]

5.1. Leyes probabilistas[editar | editar código]

Las leyes probabilistas son aquellas regularidades nómicas cuya formulación contienen esencialmente expresiones probabilísticas o estadísticas. También a las regularidades estadístico-probabilísticas se aplica también la distinción entre nómicas y accidentales.

Y puede distinguirse entre estrictas y no estrictas. "La probabilidad de que te interrogue la policía en Barcelona paseando por la calle es muy baja" es una regularidad nómica verdadera, pero interferible: si uno es negro, la probabilidad es mayor. La interferibilidad consiste en que, al añadir nuevos factores, puede alterarse la probabilidad aseverada. Las leyes probabilistas estrictas se caracterizan por la homogeneidad de la propiedad o clase de referencia antecedente. La clase de referencia antecedente A es homogénea respecto de la propiedad consecuente B si en todas las subclases de A la probabilidad de ser B es la misma, esto es, si para cualquier propiedad C, la probabilidad de ser B es la misma siendo A que siendo A y C. Si A es B-homogénea no hay posibilidad de interferencia probabilista y la ley es estricta.

Las leyes probabilistas suelen denominarse indeterministas. Una ley es determinista si está determinado qué va a pasar. "Determinista" puede decirse en tres sentidos.

  • Ley estricta no probabilista
  • Ley no probabilista (estricta o no)
  • Ley estricta (probabilista o no)

Aquí se usará la expresión en el primer sentido.

‘p(B/A)=r’ abrevia ‘∀x (p(Ax  Bx)=r)’. Otras posibilidades:

  • Puede analizarse ‘p(B/A)=r’ mediante ‘‘∀x (Ax  p(Bx)=r)’. Pero (a) este análisis es inconsistente si hay leyes probabilistas no estrictas y el predicado ‘probable’ se puede usar en LPO. La inferencia de ‘Ax’ a ‘p(Bx)=r’ vale aunque agreguemos al antecedente cualquier cosa; pero esto en realidad sólo pasa cuando la ley es estricta.
  • Puede analizarse ‘p(B/A)=r’ mediante p(∀x (Ax  Bx))=r. Pero (a) hay casos de generalizaciones materiales falsas cuya probabilidad es razonable considerar nula, o muy baja, y sin embargo la generalización nómica probabilista asigna una probabilidad relativamente alta. LA probabilidad de que un átomo de radio permanezca establece en 1600 años es 0,5 , pero la probabilidad de que todos los atomos de radio permanezcan estableces no es esa.

5.2. Probabilidad lógica, probabilidad subjetiva y probabilidad objetiva[editar | editar código]

Concepciones sobre la naturaleza de la probabilidad. Todos los análisis deben (a) ser coherentes con los principios fundamentales de la teoría matemática de la probabilidad, y (b) mostrar cómo se evaluan las proposiciones probabilistas, o cómo se determinan los valores probabilistas, a partir de frecuencias obsrevadas.

Probabilidad lógica. Los enunciados de probabilidd son acerca de relaciones lógicas (inductivas) entre proposiciones. "B es consecuencia inductiva de A en el grado A" expresa una relación lógica tan objetiva como la consecuencia lógica, que depende sólod el contenido de A y B. Pero, ¿en qué consiste esta relación? Objeción: es poco plausible aplicar esto a las leyes científicas probabilistas. Las leyes probabilistas del tipo "Ax /(r) Bx" serían reglas de inferencia inductiva para pasar de unas afirmaciones a otras, con mayor o menor garantía inductiva según cuál sea la probabilidad aseverada en la ley. Las leyes del tipo ‘p(A/B) > p(C/B)’ establecerían comparaciones entre pares de tales reglas de inferencia. Esta interpretción de las leyes es implausible prima facie pues convierte a las leyes de la cien cia empírica en afirmaciones lógicas y por lo tanto a priori. Pero la necesidad nómica no puede identificarse con la necesidad lógica.

  • Probabilidad subjetiva. La probabilidad no se refiere al mundo sino a nuestro conocimiento. Cuando el sujeto no tiene toda la evidencia relevante para A, le asigna un valor entre 0 y 1 que expresa la "intensidad" de su creencia en A dada la evidencia de que dispone. La probabiliad así entendida es grado de creencia (o confianza) racional. ‘p(p/e)’ mide el grado o fuerza de la creencia de cierto sujeto s en cierta proposición p a la luz de la evidencia e de que dispone el sujeto. A diferencia de la interpretación lógica, aquí diferentes individuos pueden diferir en sus probabilidades subjetivas básicas aún disponiendo de la misma evidencia. Si estuviéramos en situaciones epistémicas ideales, las leyes probabilistas desaparecerían. Las leyes probabilistas son sustitutos provisionales de leyes no probabilistas estrictas más complicadas de las que se desconocen algunos componentes. La probabilidad no está en la naturaleza, no informa del mundo sino que sólo es indicio de nuestra falta de evidencia. Cuandos epamos todo lo que hay que saber sobre el cáncer de pulmón, podremos sustituir la actual ley estadística por otra más estricta y no probabilista. Objeción: Esta interpretación no puede aplicarse a todas las leyes probabilistas. Las probabilidades de la mecánica cuántica tienen que ver con el mundo, no con nuestro conocimiento de él.
  • Probabilidad objetiva. La frecuencia relativa de As que son Bs es un hecho objetivo del mundo, y en relación a él se pueden caracterizar las probabilidades. Objeción: Si la clase de referencia es finita, la probabilidad no se puede identificar con la frecuencia relativa pues una probabiliad dada p(B/A) es lógicamente compatible con cualquier frecuencia correspondiente a un número finito de casos. Que la probabilidad de sacar par al lanzar un dado no cargado sea 0,5 es conceptualmente compatible con que todas las veces que se tira salga impar. Puede identificarse en identificar la probabilidad con el límite de la frecuencia de una secuencia potencialmente infinita, esto es, de secuencias infinitas virtuales, hipotéticas o posibles. Pero la noción de "posible", que aquí significa "físicamente posible", se conecta con la de leyes, que es lo que queremos definir. R: los objetivistas renunciaron a analizar o reducir la noción de probabilidad objetiva a nociones "previas" como la de frecuencia. La única salida es aceptar las probabilidades objetivas como entidades conceptualmente primitivas. Esta entidades, denominadas ‘tendencias’ o ‘proponsiones’, son propiedades objetivas que las cosas poseen, independientes de nuestro conocimiento. Objeción: estas entidades (las propensiones) parecen metafísicamente misteriosas.

6. La naturaleza de las leyes[editar | editar código]

Condiciones que debe satisfacer un análisis de las leyes:

  • Condición de iomplicaciónd e regularidades factuales.
  • Condición de distinción respecto de las regularidades factuales (cómo las leyes se distinguen de las regularidadews factuales). El análisis debe tener como consecuencia que las leyes, y no cualquier generalizacioón verdadera, tienen las propiedades que distinguen las regularidades nómicas de las regularidades accidentales.
  • A N-implica B syss-def ∀x(AxBx) y G[∀x(AxBx)].
  • G es apoyo a contrafácticos, a predicciones, etc.

6.1. Regularitivismo humeano[editar | editar código]

Hume: no hay necesidades en la naturaleza. La única necesidad a la que se apela es una necesidad proyectada por nosotros.

Hempel: las leyes son los enunciados generales mismos y no lo que expresan, y la condición G es relativa al enunciado general ‘∀x(AxBx)’ que expresa la ley. G sólo impone constricciones sintácticas y semánticas: que el enunciado general no contenta términos singulares, que los predicados sean predicados cualitativos puros sin referencia a particulares, etc. Objeción: estos criterios no distinguen a veces entre regularidades fácticas y nómicas. Ninguna caracterización de G en términos sintácticos y semánticos sirve para la distinción.

Goodman, Ayer, etc.: G contiene sólo referencias al uso que hace la comunidad científica; es dicho uso el que constituye la regularidad en ley. La regularidad es una ley porque la usamos para explicar y predecir. Una ley es una regularidad que forma parte del corpus científico, que pertenece a alguna de las teoráis con las que explicamos o predecimos. De aquí se derivan todas las propiedades de la ley, incluso la intensionalidad, pues las explicaciones son intencionales. Objeción: Si creemos que la diferencia entre leyes y regularidades meramente fácticas es independiente de nuestro sistema de conocimiento, entonces los humeanos no pueden explicar la objetividad de las leyes. R: Ello no quiere decir que las leyes sean inventadas. En tanto que son regularidades son verdaderas o falsas dependiendo del mundo, independientemente de nuestro conocimiento; por eso son descubribles y objetivas. Lo que no es objetivo y depende de nuestro conocimiento, es qué regularidades verdaderas son leyes, cuáles cumples las condiciones de ley. No hay necesidad en la naturaleza; todo es proyección de nustro conocimienito. Objeción: Si las leyes son las actualmente aceptadas por la comunidad científic, entonces la diferencia entre leyes y regularidades puede variar de una comunidad a otra o a lo largo el tiempo. R: Los que no aceptan eso dicen que el sistema teórico en relación al cual algunas regularidades se constituyen en leyes no es el actual, sino el ideal, el correspondiente al estado de la ciencia en condiciones epistémicas ideales. Objeción: ¿en qué consiste el mejor sistema teórico explicativo? Debe tener simplicidad y fuerza. Pero para hacer precisa esta idea, debe haber criterios de simplicidad que no varíen de una comunidad a otra; y un criterio para sopesar simplicidad y fuerza que permita comparar los sistemas en "simplicidad+fuerza"

6.2. Regularitivismo realista[editar | editar código]

Los criterios de simplicidad eran relativos a un lenguaje dado. Un modo de solventar esta dificultad es abandonar el humeanismo ya ceptar constricciones externas al conocimiento, es decir, aceptar algún tipo de necesidad o distinciones objetivas en la naturaleza en relación a las cuales fijar el lenguaje. La comparación de sistemas es relativa "al" lenguaje cuyos predicados son "naturales", es decir, predicados que denotan propiedades naturales. Lewis ya no es humeano, pues acepta que la distinción entre regularidades nómicas y fácticas descansa, a través de clases naturales, en la natraleza: la necesidad natural no es algo proyectado por nuestro conocimiento. A esta posición podemos llamarla regularitivismo realista, porque adopa una osición realista, o antinominalista, sobre los universales o géneros naturales. La identidad del sistema ideal cuya pertenencia al mismo constituye algunas regularidades en leyes presupone la existencia de ditnciones objetivas en la naturaleza.

6.3. Necesitativismo[editar | editar código]

La necesidad nómica descansa en una distinción objetiva que está en la naturaleza. Las leyes no son generalizaciones, las leyes consisten en relaciones singulares entre universales o propiedades naturales. Los universales pueden estar en ciertas relaciones. Para el necesitativista, cada ley natural es un caso concreto de una determinada relación del primer tipo, de cierta relación objetiva que se da entre algunos universales independiente de nuestro conocimiento. Esta relación es llamada "conexión nómica" o "conexión causal".

Objeción: Esto no proporciona mucho análisis. Toma por primitivo lo que requiere explicación. La relación de "conexión nómica" es objhetiva e intensional, por eso da a las leyes las propiedades requeridas. Pero queda sin explicar por qué el que se dé la relación entre el universal A y el universal B tiene como consecuencia que todo particular que ejemplifica A también ejemplifica B. Las entidades como "necesitaciones en la naturaleza" son empíricamente incontrastables, y con ello, inútiles para explicar el desarrollo de nuestro conocimiento, y superfluas. Los enunciados ‘A⇒ B’ y ‘Ax(AxBx)’ son empírica o contrastacionalmente equivalentes. Toda experiencia que confirma uno confirma el otro y viceversa. La supuesta necesitación se manifiesta en la naturaleza como regularidad.

Carlos Moulines +  y José Díez +