Filosofía del lenguaje y epistemología

El "giro lingüístico" modificó radicalmente la formulación de intrincados problemas filosóficos. No significa que el examen del lenguaje haya tenido comienzo en las primeras décadas del siglo pasado, xq como es bien sabido, tal tipo de investigación se remonta a la antigüedad pre platónica. El concepto de "giro lingüístico" no hace solo referencia al lenguaje como objeto de reflexión: alude, asimismo, a la convicción de que el camino preliminar de toda búsqueda filosófica y la manera más apropiada de resolver sus problemas es la reflexión sobre el lenguaje. 

La perspectiva analítico-logístico [editar | editar código]

Tesis de Wittgenstein, comienza denunciando el crecimiento ininterrumpido del pensamiento “metafísico y teologizaste” tanto en el ámbito cotidiano como en el científico. Los empiristas lógicos explican tales extravíos a partir de distintos orígenes: psicológicos, sociológicos, según el Manifiesto en cuestión, estas desviaciones proceden, de la ligazón del intelecto con los lenguajes naturales, característicamente ambiguos e imprecisos y de la confianza en que el pensar lleva al conocimiento sin necesitar de la experiencia.Plantea Carnap el problema de la demarcación entre el lenguaje significativo (cuando hay coherencia y verificación empírica) y el no significativo. en la Búsqueda de criterios que permitan distinguir las expresiones verdaderamente significativas de aquellas que carecen de significación, no es conveniente atenerse a los criterios lingüísticos gramaticales (característica del lenguaje positivo: enunciados que representan hechos). Se requiere, según Carnap, un análisis semántico profundo, con arreglo al cual pueda establecerse una neta diferenciación entre enunciados que representan hechos y enunciados que no los representan en absoluto, debido a deficiencias sintácticas o léxicas que los despojan de toda significación. La teoría lógico-lingüística puede y debe, entonces, constituir un instrumento apropiado para diferenciar las auténticas proposiciones, los enunciados con significado, de las pseudoproposiciones, entidades lingüísticas aparentemente enunciativas, pero carentes de sentido. Conjunto de palabras que poseen significado y de un conjunto de reglas conforme a las que éstas deben combinarse. Que una entidad lingüística enunciativa posea significado depende entonces de estas dos condiciones: de las palabras utilizadas y de las reglas aplicadas para su combinación. Son asimismo éstos los dos factores responsables de la asignificatividad de las pseudoproposiciones: en ellas no se emplean términos con significado o no se los combina de manera apropiada. ¿En qué consiste el significado de una palabra? Carnap responde: “en designar un concepto”. Condiciones necesarias y suficientes para otorgarle significado a una proposición “P(a)”: 

  1. Que las notas empíricas de “a” sean conocidas. (La definición de un objeto)
  2. Que haya sido estipulado de qué proposiciones protocolares es derivable “P(a)”. (Si yo digo hoy es sábado tienes que saber que es sábado para decir si es v o f)
  3. Que las condiciones de verdad para “P(a)” hayan sido establecidas. (Cuando va a ser verdad o no)
  4. Que el método de verificación “P(a)” sea conocido. (Como lo verifico)

Sera este el único medio legitimo para poder introducir nuevas expresiones en un lenguaje. Si la palabra ha de recibir un significado exacto no debe mutilarse su criterio de aplicación.

Wiener Kreis el significado de una palabra no depende de sus relaciones intralingüísticas con expresiones o enunciados, sino de su vinculación con la realidad extralingüística6, vinculación que solamente la teoría del conocimiento. Carnap sostuvo que la sintaxis lógica debía incorporar las reglas de compatibilidad semántica omitidas por la sintaxis gramatical. De esta manera quedaría satisfactoriamente explicada la asignificatividad de los enunciados metafísicos típicos, cuyo origen radica en los errores categoriales que incluyen. 

Los empiristas lógicos establecieron dos exigencias insoslayables para determinar la significatividad de los enunciados: 

  1. La conexión de los términos empleados con la realidad, a través de la verificación de los enunciados protocolares a que fueran reducibles 
  2. La adecuada construcción lógica, con arreglo a la cual pudieran evitarse las combinaciones categoriales aberrantes.