Ciencia, política y cientificismo

Formato.png Esta página necesita que se le de formato siguiendo el manual de estilo. Si querés ayudar, animate a editar esta página y mejorar el formato.

Hace un llamamiento a todos los científicos politizados para que se liberen a una ciencia adaptada, a las necesidades de este sistema social, y dediquen su talento a preparar científicamente su reemplazo por un sistema nuevo, con una ciencia nueva. 

Ciencia politizada. Hay científicos cuya sensibilidad política los lleva a rechazar el sistema social dominante, lo consideran irracional, suicida e injusto, no creen que simples reformas puedan curar sus males, solo disimular sus síntomas. No aceptan sus normas y valores, no aceptan el papel que les asigna el sistema, sospechan de la pureza y neutralidad y apoliticismo. A estos científicos rebeldes se les presenta un problema: (oponerse o adaptarse), seguir dando clases y haciendo investigaciones o abandonar su oficio y dedicarse a preparar el cambio del sistema social como cualquier militante político. El compromiso usual es dedicar parte de tiempo a cada una con inoperancia en ambas, este dilema tiene un cuarto cuerno mencionado a nivel de slogan “usar la ciencia para ayudar al cambio de sistema”, esto requiere un esfuerzo de adaptación de parte de los científicos. La llamada ciencia universal de hoy esta tan adaptada a este sistema social y El esfuerzo por desarrollar la investigación seria del cambio puede producir una ciencia revolucionada. Esta posición está emparentada con el problema de adaptación y a hacer ciencia aplicada o funcional esta predica era insatisfactoria porque la búsqueda de soluciones la realizaban dentro del sistema. El resultado más positivo era mejorar el sistema vigente, no cambiarlo. El problema nacional por excelencia es el cambio de sistema, que no debe confundirse con desarrollismo: “la misión del científico rebelde es estudiar con toda seriedad y usando todas las armas de la ciencia, los problemas del cambio del sistema social, en todas las etapas y en todos sus aspectos, teóricos y practico, esto es hacer ciencia politizada.” Las dificultades que se presentaban eran 4:

  • Los científicos argentinos creían en una imagen de la ciencia llamada cientificismo, un cientificista no puede aceptar ocuparse de temas relacionados con la política porque eso no es ciencia legitima según las normas y sancionan, ese campo corresponde a la ciencia política.
  • Era un salto al vacío que requería una gran autonomía de pensamiento y el rechazo de casi todos los sistemas teóricos ortodoxos
  • No había fuerza política, por otra parte proponer que la investigación se oriente ir motivos ideológicos huele a totalitarismo
  • No había convicción política la posibilidad de que el desarrollo científico facilitara el cambio, era muy atractiva frente a las escasas perspectivas de una acción directa. 

El cientificismo (primer problema) Análisis de la actitud frente a la ciencia de los científicos argentinos. En pocos campos es  nuestra dependencia cultural tan notable como en este. Esto ocurre porque el prestigio de la ciencia es aplastante, parece un disparate dudar de su carácter universal, objetivo y absoluto. Sí se toleran las inofensivas críticas, pero los científicos del mundo no dudan de su institución basada en la verdad, en la razón. Este grupo es internacional, se adapta a todo pero acepta el liderazgo del hemisferio norte. Este liderazgo es aceptado por dos motivos

  • allí se creó la ciencia más exitosa
  • el grupo no constituye una casta cerrada. 

La ciencia del norte generó ideas, costumbres y teorías que hoy son cumbres de la humanidad. (La ciencia en nuestra sociedad) = los medios de difusión de nuestra sociedad, presentan a la ciencia como arquetipo y a los investigadores separados por las paredes de sus laboratorios como si fuera la única forma de estudiar el mundo. Su historia se nos presenta como un desarrollo unilineal, con etapas que se dieron en un orden natural y desembocaron en la ciencia actual, cuya evolución futura es impredecible pero seguramente grandiosa mientras nadie interfiera en su motor fundamental: la libertad de investigación. La ciencia del norte, es un tipo de dependencia cultural que se acepta con orgullo creyendo que a la larga beneficia al país. Puede haber diferentes tipos de ciencia si hacemos una diferente asignación de recursos para que las ramas crezcan con diferente velocidad y sus influencias cambien de sentido, eso da una ciencia diferente. Hemos llenado de elogios a la ciencia que tenemos, su prestigio es muy grande, sin embargo entre sus éxitos no figura la supresión de lacras del sistema social (injusticia ej.) la respuesta más común es que no son problemas científicos, la ciencia da instrumentos neutros y son las fuerzas políticas quienes deben usarlos correctamente, si no lo hacen no es culpa de la ciencia. (La ciencia está mal) Lo anterior es falso, la ciencia actual no crea todo tipo de instrumentos, solo aquellos que el sistema le estimula a crear para bienestar de algunos o muchos y para asegurar el orden. Aunque el poder político pasara de pronto a manos bien inspiradas, ellas carecerían de la tecnología adecuada para transformar al pueblo. Los pocos estudios que se hacen tienen el espíritu de la sociología norteamericana, sirven para presentar informes ante las fundaciones y gobiernos que pagan, nunca van al fondo del problema, la ciencia actual no tiene una teoría para resolver este problema. Se hacen estudios de todos los temas imaginables pero con baja intensidad, falta una revolución científica, es poco eficiente esperar que primero se produzca una revolución política. Esta distribución del esfuerzo científico está determinada por las necesidades del sistema (no es libre), la sociedad actual tiene un sistema llamado consumismo (Varsavsky critica al consumismo, la verdad se manifiesta: soy lo que consumo), cuya meta es un bienestar definido x la posibilidad de que cada vez más gente de la sociedad consuma muchos bienes y servicios novedosos y variados. Producción masiva estrictamente necesaria para hacer anticuado lo q se vendió y crear una nueva necesidad de comprar, al hacerlo eleva de a poco el nivel de vida material del pueblo, al mismo tiempo está obligada a imponer gustos o costumbres cosa mal vista. Para lograr esto necesita una alta productividad seguida por la continua aparición de productos nuevos, requiere tecnología muy sofisticada que se basa en el desarrollo rápido de un cierto tipo de ciencia y su líder es la física. Se perfeccionan entonces métodos, normas, ganancias, control de calidad, etc. La investigación y sus aplicaciones pasan a ser una inversión rentable pero no se demostró que sea eficiente para la ciencia. El hombre tiene solo dos facetas: producir y consumir. Basta con examinar para darse cuenta del tamaño del mercado científico para instrumental y libros, no hay dinero que alcance para estar al día, problemas financieros que terminan siendo decisivos. Muchos científicos son sirvientes de estos mercados y deben dedicar su esfuerzo a inventar objetos, los resultados a veces son muy útiles pero no podemos esperar que se dediquen a inventar métodos para difundir las ideas sin distorsionarlas. Nadie espera que las empresas paguen a sus científicos para trabajas contra sus intereses, la ciencia aplicada no es libre sino dirigida. No se acepta lo mismo para la ciencia pura que tiene carácter universal, absoluto e independiente del sistema. El sistema influye sobre la ciencia pura de muchas formas, un nuevo sistema social formado en oposición a esta tendrá otra reasignación de recursos y por lo tanto otro tipo de ciencia. La objeción a esto proviene de una falacia: la reasignación de recursos se interpreta como un acto totalitario mediante el cual se fuerza a los científicos a abandonar los temas que estudiaron toda su vida o se les imponen métodos ideados por un déspota para consolidar su régimen, si el investigador no puede elegir sus temas pierde creatividad, el resultado es de la reasignación forzosa es la decadencia o desaparición de la ciencia. Ahora el progreso científico está garantizado por la libertad de investigación, el sistema social actual cumpla este requisito, cada vez son menos los que eligen sus temas sin presiones. Hoy se exige que todo trabajo tenga un motivo, el sistema actual influye activamente sobre su ciencia y fija sus propiedades, no es totalitario. Se hacen muchas investigaciones cuyas aplicaciones son dudosas o pertenecen a un futuro lejano, el sistema influye sobre estas presionando en vez de forzar, la necesidad de dinero es general en todas las ramas de la ciencia. Hay 3 necesidades básicas comunes en todo tipo de ciencia: el procesamiento de datos, los libros y revistas y los sueldos de los científicos. La fundación (factor de poder) pública o privada está dedicada a promover y financiar la investigación pura. Entre estas fundaciones incluimos los consejos nacionales de investigación pero las más típicas e influyentes son de alcance internacional, ligadas a las corporaciones industriales que caracterizan esta etapa del sistema. Se destaca el carácter empresarial de estas, ellas manejan y distribuyen el dinero, tienen que mostrar resultados para probar que están administrando bien el dinero. Este espíritu se ha contagiado a las universidades sobre todo porque también están dirigidas por la elite científica. Los temas y equipos ya sancionados como eficientes reciben alta prioridad y se toman como puntos de referencia para juzgar a otro temas, cada tanto se apoya algún tema nuevo siempre y cuando este motivado por una aplicación industrial, médica o militar. Invertir en proyectos nuevos es un riesgo, lleva a desequilibrios, el dinero va a los equipos que ya tienen resultados seguros y es poco lo que se emplea a desarrollar ramas donde no se ha investigado, ocurre un fenómeno muy usual: (a medida que avanzan las investigaciones, las empresas van a querer invertir) los equipos que reciben fondos y gastan mucho dinero van cobrando mayor importancia y eso atrae fondos. Es muy desagradable que el dinero sea un factor tan decisivo, pero no es grave mientras los mayores fondos se entreguen a quienes en verdad producen los mejores resultados. La dificultad está en comparar importancias, o sea decidir cuales temas merecen más subsidios que otros y cuales deben sacrificarse porque el dinero no alcanza. La evaluación de resultados de ciencia básica es en gran parte evaluación de hombres, debemos comprender como se le asigna importancia a cada científico. Para ser aceptado como científico no se requiere descubrir algo, el valor de un científico debería medirse por la calidad de su trabajo que como es muy difícil el sistema creo el paper, artículo publicado en una revista (solución). El paper tiene muchos beneficios expone resultados, cuenta cuantos publica cada científico por año, de qué tamaño son, quien lo subsidio, etc. La lista de paper publicados es el argumento más directo para demostrar el éxito de un subsidio, gracias a ellos la actividad científica puede contabilizarse. Podemos decir entonces que el investigador produce para el mercado científico es el paper, de ahí la ansiedad por publicar, se admite que la aceptación de una revista es garantía suficiente de calidad, en base a ello se ha creado un mecanismo de ingreso y movilidad en el grupo social de los científicos, controlado por una elite. Los logros científicos son medidos cada vez más por criterios cuantificables, un resultado de esto es la masificación de la ciencia donde el cumplimiento de requisitos fijos requiere una actividad poco relacionada con el saber.  Muchos creen que la capacidad de hacer un paper es calidad suficiente de sabiduría, para los graduados de los países subdesarrollados que se envían al norte hay consideraciones especiales, becas, paciencia, allí le enseñan técnicas de trabajo, lo familiarizan con el material más moderno, le dan un tema concreto de modo que empieza a trabajar en un marco concreto, se le indica incluso que resultados se esperan o  que hipótesis debe probar, puede consultar con sus compañeros, etc. cuando logra un resultado la recomendación de sus jefe basta para que su trabajo sea publicado en una revista y ya ingresa al club de los científicos. Pero aun así los problemas del cambio y de la ciencia universal no estarían cerca de su solución. Los más capaces sufren también la influencia de este mecanismo y se ven presionados a esforzarse para cumplir los requisitos formales para los cuales muchas veces no tienen habilidad y el sistema no estimula la creatividad sino el trabajo metódico. La masa de científicos se ve absorbida por la competencia que al menor fallo puede hacerlo perder y se deja dominar por la necesidad de vender sus productos en un mercado, esto ocurre aunque se esté en contra del sistema del cual el mercado científico es un reflejo. Cualquier especialista quedara indignado ante la afirmación de que la ciencia hoy no avanza como ayer, la verdad es que avanza mucho en extensión y poco en profundidad, la calidad se transformó en cantidad. Pero la investigación operativa promete dar grandes ideas, los científicos no pueden enorgullecerse de resultados obtenidos por este tipo de investigación pero si de muchos descubrimientos logrados con los nuevos aparatos que disponen. En las ciencias humanas el uso indiscriminado de la estadística y la limitación de los métodos no permiten tener grandes esperanzas para el futuro. Hoy más científicos disponen de recursos en cantidad, con estos adquieren aparatos y materiales maravillosos, asistentes de calidad etc., que solo produjeron toneladas de paper y objetos pero menos ideas que antes. Ramas de la ciencia están sin desarrollarse como la que más nos interesa LA CIENCIA DEL CAMBIO DE LA ESTRUCTURA SOCIAL. Es muy importante notar que este fenómeno no está ligado a los medios de producción, una de las tantas lagunas de la ciencia actual es no haber desarrollado una teoría de importancia ni de la débil teoría de debilidad de los epistemólogos.  De todas formas queda demostrado que una asignación distinta habría dado  otro tipo de ciencia. Nuestra ciencia esta moldeada por el sistema social, puede ser cuestionada por la sociedad y puede estar completamente inadaptada a una sociedad futura. Para lograr el cambio: una nueva sociedad favorecerá nuevas ideas con interés en nuevas ramas de la ciencia y nuevos modos de trabajo. Si los grandes pensadores se pusieran a pensar cómo recuperar a los muchos grandes pensadores el efecto multiplicador seria inimaginable. Si pudieran dedicar un esfuerzo a organizar un sistema inteligente de recuperación de la información científica producida en todo el planeta ascenderíamos a otro nivel de ciencia. Pero este sistema social hace imposible estas actividades ya que violan sus métodos habituales de funcionamiento y amenazan en dejar descubiertos sus defectos, lo que actúa más eficaz es la autocensura. Resumiendo. Cientificista es el investigador que se ha adaptado a este mercado científico y renuncia a preocuparse por el sentido social de su actividad desvinculándola de los problemas políticos y se entrega de lleno a su carrera aceptando las normas y valores de los grandes centros internacionales. El cientificista en un país subdesarrollado es un frustrado perpetuo, para ser aceptado tiene que dedicarse a temas de moda que como se implantan en el norte siempre empieza con desventaja de tiempo. Si a esto se le agrega el menor apoyo logístico es fácil ver que se ha metido en una carrera que no puede ganar. Algo más felices son aquellos cuyo campo tiene un aspecto local esencial, cuando se conforman en describir características locales renuncian para siempre a la primera categoría científica y no tienen riesgo de competencia. Este tipo de investigador no es cientificista puro, comparte muchas de sus características, le corresponde el nombre de subdesarrollado su labor se reduce a suministrar materia prima para ser elaborada en los centros internacionales, también usan el paper como medida de su trabajo que funciona bastante bien dado que son pocas las ideas y trabajo rutinario. El cientificismo es un factor importante en el proceso de desnacionalización que estamos sufriendo, refuerza nuestra independencia y nos hace satélites de ciertos polos mundiales de desarrollo.

Autonomía científica 2do problema la ciencia actual está adaptada a necesidades de un sistema social cuyo factor es la producción industrial masificada, su principal problema es vender y su institución típica es el gran consorcio, es lógico que este sistema estimule la competitividad, la productividad, la invención, etc. para evaluar todo tipo de actividad. El que aspire a una sociedad diferente no tendrá más remedio que desarrollar una ciencia diferente, la que hay no alcanza para el cambio y la construcción de un nuevo sistema. Si no se quiere proceder a puro empirismo e intuición hay que hacer mucha ciencia por cuenta propia para alcanzar objetivos. No es mucha la autonomía científica conseguida sin cambiar el sistema social, no vamos a poder cambiarlo sin independizarnos aunque sea en parte. Es difícil de conseguir porque debemos enfrentar una campaña organizada para la investigación científica que se opone a la autonomía, nuestra ciencia sigue con las actividades  para educar de manera homogénea según las normas de la ciencia universal y nuestro gobierno preocupado por el atraso claman ante la CEPAL para que el norte nos transmita más rápido su ciencia y tecnología.  Así la imagen de un país dependiente es la de exportador de materias e importador de bienes en la metrópoli. Porque el norte se preocupaba por mejorar nuestro nivel científico? Es una estrategia de ellos para expandir su gran consorcio como sea. No les molesta ya poner cargos de importancia a nativos mientras les sean fieles a la empresa. El objetivo general de esta política es la de homogeneizar culturalmente al mundo. El imperialismo trata de unirnos con nuestros vecinos, esta unión nos quita libertad de acción y permite dominar a los desobedientes a través de la mayoría sumisa. En el caso de la integración científica todo el mundo quedara sofocado, el común denominador es la ciencia estándar y al aceptar unirnos tenemos que aceptar el criterio de la mayoría. Corolario: la autonomía científica debe defenderse a toda costa y las formas de independencia natural, la integración científica no debe aceptarse. El éxito de este programa de integración sería un golpe mortal de nuestras universidades incapaces de alcanzar el nivel de capacidad que se les propone, el peligro principal es perder nuestra identidad nacional. En que consiste la autonomía científica y como se relaciona con el cambio de sistema (problema principal) En primer lugar es necesaria la autonomía y es beneficiosa para el adelanto de la ciencia. Hay una dimensión del significado que no puede ignorarse, la importancia.  (ciencia argentina): Es cierto que un teorema demostrado en una parte del mundo es válido en todas las demás pero a lo mejor a nadie le importa, no todas las investigaciones tienen la misma importancia y prioridad, no puede elegirse al azar. La importancia es algo local, nosotros no debemos usar los criterios del norte, si usamos los propios comenzamos entonces a hacer ciencia argentina. Han fracasado hasta ahora los esfuerzos por establecer leyes generales que sirvan de algo interesante a nuestra escala, pocas son las leyes válidas y las que sirven para guiar la política de un país europeo no tienen validez acá. La insistencia en querer aplicarnos leyes es un concepto erróneo de la ciencia y es mero seguidismo por parte nuestra que aceptamos. Si alguna afirmación científica nos permite hacer la experiencia, es que hay que plantear el estudio de cada problema social sin desperdiciar la experiencia universal pero sin aceptarla a priori, eso es hacer ciencia argentina, sus adelantos contribuirán a esa ciencia social universal más que el seguidismo al norte. Hay un método de trabajo de argentina que obliga a hacer ciencia autónoma razonable, es el estudio interdisciplinario de problemas grandes del país incluyendo una adaptación a este de la enseñanza superior. La interacción de disciplinas que exige al investigador discusión, critica y estimulo es una garantía de éxito. Es de notarse que estas cuestiones parecen de ciencia aplicada pero cuando se quieren tratar en serio conducen a investigación teórica. Huelga quiere decir que la solución de cualquier problema social requiere un planteo teórico. Los métodos que provienen de la física conducen a modelos matemáticos de los cuales resulte imposible extraer conclusiones, por esto el método que se está empezando  a usar es el de la experimentación numérica, no tiene justificación teórica, incluye ramas apenas tratadas empíricamente. Los matemáticos jóvenes quizá hallarían un campo para satisfacer su vocación tratando de resolver este problema de presentar un sistema complejo de manera que se pueda extraer conclusiones útiles, no se trata de hacer ciencia aplicada sino de romper la cadena completa de la actividad científica (describir, explicar, predecir, decidir, decidir implica tener definidos los objetivos) el académico desprecia el “decidir”, el empírico se queda con él. Acá se propone empezar por el para poder decidir la que mejor lograra objetivos. Explicar para poder predecir y describir para poder explicar. Esta forma integrada de trabajo es un modo poco compatible con la ciencia actual, tiene sentido hablar de autonomía científica, a muchos les parece conveniente prevenir posibles deformaciones de la ciencia. Si en algo apreciamos nuestra nación debemos cuidar nuestra autonomía científica: Obligación de crear, derecho a elegir.

Ciencia y cambio social 3er problema Un proyecto como el estudio regional afectaría demasiados intereses poderosos y perjudicaría la carrera científica por no adaptarse al cientificismo. Estos presentan un mayor grado si pasamos a considerar la investigación del proceso de toma del poder y construcción de un nuevo sistema social, solo participarían en él científicos politizados, rebeldes a quienes les importa poco sacrificar su carrera. Algunas características de este proyecto del estudio regional.

  1. el tamaño del problema y la escasez de recursos hacen ridícula la esperanza de avanzar mucho. Pero numerosos problemas parciales pueden ser resueltos y el mero planteo de los más generales va a contribuir a esclarecer la estrategia en todos sus aspectos.

El énfasis sobre condiciones locales si es esencial, si se pretende hacer una teoría general de la revolución se habrá fracasado de entrada, debe plantearse un problema de decisión dinámica y a que decisiones menos provisorias se llega en base a ellos. El papel del científico no es reemplazar son integrarse a este estado mayor revolucionario y usar su experiencia científica con la experiencia de los hombres de acción.

  1. Sería ingenuo pensar que en unos pocos meses de discusión en el grupo inicial pueden producir un acuerdo que les permita plantear los problemas específicos. No se sabe suficiente al comienzo para poder elegir. Habrá que ocuparse de todas las alternativas hasta donde den las fuerzas al menos hasta comprender mejor la situación y poder ir eliminando algunas.
  2. Al llegar al nivel de problemas semiespecificos, aparecerán muchas cuestiones ya debatidas, implica analizar aspectos de ellas que nunca se tomaron en cuenta. Hay 3 ejemplo: problemas de la toma de poder, afianzamiento inmediato del nuevo sistema y sus objetivos a largo plazo, los tres deben analizarse desde el comienzo sin descuidar ninguno.
  • De los problemas de poder: casi todos de ciencia aplicada pero en muchos casos habrá que hacer hipótesis teóricas sobre fenómenos sociológicos a todo nivel, donde es muy necesario espíritu científico y el entrenamiento del investigador es en la organización y evaluación de todos los datos que poseen.

Ejemplos de esto: 

  1. existe ya una serie de criterios llamada teoría de la decisión que nos aconseja a estimar costos, riesgos y beneficios de tomar una decisión, comparándolo con la conveniencia de esperar reunir más datos. Si se trata de aprovechar una combinación de factores políticas favorables es científico iniciar la campaña aunque no esté totalmente preparada, esto requiere proceder a preparar primero los aspectos esenciales por si hay que iniciarla con urgencia y luego ir completando en orden decreciente de importancia, hacer esto organizadamente es hacer ciencia guerrillera.
  2. Marginalidad: este tema es común en sociología pero a nosotros no nos alcanza, lo que se estudiar científicamente es cuales son los mecanismos de comunicación (afianzamiento del sistema) con estas masas y después su capacidad de sobrevivir y armarse por cuenta propia. El enfoque es diferente por su insistencia en estudiar que se controla en una situación, pero al no tener un objetivo político concreto la realidad que describen consiste solo en aquellos aspectos interesantes para las escuelas sociológicas del norte. Todo esto puede ser útil pero está lejos de ser lo más urgente. Lo que se busca es la manera de producir cierto tipo de líderes y de instituciones que preparen al grupo para participar en el cambio, esto exige el uso de nuevas variables en la descripción y el abandono de toras.
  3. Estabilidad de este sistema: la sociedad tiene fuerzas disolutivas en acción y mecanismos de defensa contra ella, tiene problemas técnicos como la contaminación, la decadencia de la educación, etc. y del lado de la defensa el intento de crear una tecnocracia parcial que ayude a disimular los efectos enrolando para ello a científicos de todo color político con el argumento de que los problemas técnicos son neutros.
  4. Predica: el problema de la difusión requiere atención sistemática de expertos, no se dispone de los grandes medios masivos, el método más eficiente es hacer hipótesis teóricas o ir verificándolas con encuestas y otros procedimientos accesibles. Un aspecto particular es el entrenamiento de cuadros, es vital encontrar equilibrio entre la urgencia y la necesidad que tengan una comprensión bastante profunda de los objetivos y su responsabilidad.
  • Problemas de afianzamiento del nuevo sistema: siempre habrá problemas de seguridad física, desde prevenir sabotajes hasta generar una guerra civil. Veamos ejemplos:
    1. abastecimiento de ciudades: uno de los problemas difíciles de resolver es la distribución y control de precios de los bienes de primera necesidad en las grandes ciudades. Este problema puede resultar agudísimo si la toma de poder genera violencia, desorden o sabotaje. El control requiere un conocimiento íntimo de sus mecanismos vitales: agua, luz, gas, transporte, etc. es necesario tener preparadas medidas inmediatas que demuestren como el nuevo sistema puede resolver problemas.
    2. Capital extranjero: por moderado que sea el cambio de sistema, esos capitales se verán afectados y tomaran contramedidas, en primer lugar es necesario saber qué intereses tiene cada producto, muchos pueden dejar de fabricarse pero hay que tener en cuenta las posibilidades de reconversión de las plantas, maquinarias, obreros y técnicos. De los productos importantes hay que conocer todos los puntos neurálgicos. Donde el proceso influye fases semisecretas hay que estimar si podrán reproducirse o si conviene ir planeando otro modo de producción. Debe saberse que hacer con el sistema administrativo. En resumen; hay que hacer un ensayo general y puesta en marcha de la fábrica bajo el nuevo sistema previendo todos sus problemas y adaptándola a los nuevos objetivos de producción y condiciones de trabajo.
    3. Bancos: una de las primeras medidas a tomar por cualquier nuevo sistema, tiene que ser el control de finanzas y evitar la fuga de capitales. Para lograrlo hay que tener ideado algún sistema inteligente de control que evite eso. 
  • Problemas de largo plazo: resultan de los objetivos generales del sistema, que si bien no fue bueno los que lo sucedían no eran mejores, es indispensable la descripción del plan que se pretende alcanzar con un grado de realismo suficiente para que parezca algo más que un sueño.
    1. Planificación de la producción nacional: la mentalidad de estos planificadores constreñidos a no tocar ningún elemento básico está orientada hacia problemas inocuos de contabilidad nacional, estudios de rentabilidad y financiación de los proyectos. Pero en un sistema social raciona no interesa el valor de lo que se produce sino de su uso. Precios, rentabilidad y financiación son elementos secundarios controlables, lo único importante es si el país puede producir todo lo que quiere consumir. El sistema tiene que decir cuáles son sus necesidades finales, una vez fijada la demanda final el papel de los planificadores es decir como satisfacerla o que estos objetivos son demasiado ambiciosos para la capacidad del país y requiere que otros nos regalen la diferencia. Dados los recursos naturales y humanos del país y su equipamiento actual hay que saber que parte de esa demanda podemos cubrir y que parte adquirir en el exterior. La exportación competitiva es la suicida filosofía actual, si nos ocupamos por la originalidad de producción en vez de por los costos tendremos mucho más éxito con nuestras exportaciones.
    2. Educación: la falta de educación para el cambio es algo importante para el cambio de la sociedad. Como enseñar ciencia sin que se convierta en cientificismo? El gran reto de los pedagogos es diseñar un sistema de enseñanza que partiendo de un grupo inicial que sabe lo que desea enseñar consiga ampliarlo hasta que eso pueda transmitirse a la población sin perder tiempo y sin traicionar su contenido. Estos son los problemas importantes que enfrenta el cambio: su éxito o fracaso depende más de la eficacia de su educación que de sus planes económicos, solo a través de una educación eficaz se podrán tener éxitos económicos durables.
    3. Urbanización. Las ciudades ya existentes representan una inversión tan grande que no se ve cómo transformarlas mucho en poco tiempo, su velocidad de crecimiento empeora cada día, el sistema de ciudades tiene que estar planificado antes del cambio, ese plan exige tomar una decisión sobre cuestiones muy oscuras como la posible influencia que pueda ejercer sobre la cultura el tener solo ciudades pequeñas o súper ciudades.
  • Los ejemplos anteriores confirman la necesidad de trabajar en equipos interdisciplinados bien integrados, donde hay lugar para todo tipo de científicos. Los físicos deben asesorar pues no es suficiente con los conocimientos de los ingenieros para idear las innovaciones necesarias, los físicos tendrán que cambiar de mentalidad trabajando como asesores de los científicos, su entrenamiento general puede ser útil en esta etapa. La asignación de recursos a los distintos campos de investigación básica será uno de los temas que se discutirán y si bien es probable que la física pierda peso no es concebible que desaparezca.

Los matemáticos también tendrán que abandonar su campo porque tienen una tarea; la organización de la información de modo que sirva para tomar decisiones, lo que  hoy se llama investigación operativa y modelos matemáticos. La regla general es que deben trabajar como equipo que analiza todos los aspectos de un problema real para llegar a recomendar decisiones prácticas, en la mayoría de los casos se trata de hacer ciencia aplicada de todos los niveles, no es de esperar que las fundaciones subsidien estos temas así que será necesario ir creando una metodología de la ciencia pobre.

  • Argentina está menos mal parada que la gran mayoría de los países dependientes, pocos son los científicos que decidan dedicarse al cambio, muchos los que sigan trabajando en sus temas habituales. La tarea decisiva es el planteo de los temas, la asignación de prioridades y organización del trabajo, todo depende del liderazgo que allí se ejerza. No hay tampoco líderes que tengan autoridad política para designar responsables de esta organización científica para el cambio.

Evolución de este problema en la facultad de ciencias exactas. 4to problema Esta facultad estuvo dirigida por un grupo de profesores y graduados con apoyo de la mayoría estudiantil, grupo que podemos llamar reformista. Sus integrantes tenían buen entrenamiento científico, eran liberales de izquierda pero sin talento político. En el habría un sub grupo más politizado. Durante el peronismo, la facultad se había convertido en un refugio de los fósiles. La polarización resumida en “alpargatas si, libros no”, hizo que casi todos los profesores de algún valor fueran eliminados poco a poco, otros quedaban trabajando en los restos que el peronismo dejaba por inoperancia, muchos de ellos fueron despedidos. Los que quedaron eran un enemigo ideal, incapaces, reaccionarios, serviles al régimen por interés y cobardía. Ninguna voz se alzó a defenderlos cuando cayó Perón. Cuando el grupo reformista tomo el control de la facultad, le fue fácil barrer con la mayoría de los fósiles peronistas. Pero los fósiles antiperonistas se sentían con pleno derecho a ocupar las cátedras desocupadas y así fue. Nuestra facultad estaba también amenazada por esta restauración que no es de la época, el peligro definió la actitud del grupo reformista, las causas fueron muchas. El nivel calamitoso de la enseñanza era un hecho real, obligaba a dedicar grandes esfuerzos para mejorarla y evitar que cayera en manos necias. La tarea de mejorar la enseñanza nos gustaba de alma, nos sentíamos capaces de hacerlo bien y deseábamos mostrar que los argentinos no éramos subdesarrollados. Algunos intentos del subgrupo politizado por participar en la vida política fracasaron. Nos resignamos a la idea de que nuestro papel era el de crear la base científica que permitiera alcanzar un desarrollo tecnologico-economico apto para transformas la sociedad. Aun sospechando el desarrollismo lo adoptamos y limitamos nuestra actividad política a declaraciones contra el gobierno. Despolitizándonos de la práctica nos dedicamos a desarrollar la facultad. Fue natural entonces que recurriéramos a los candidatos fósiles y pudimos alejarlos, fueron reemplazados por cientificistas (no deseado). Los jóvenes que habíamos ido enviando al extranjero competían y los que ganaban eran por supuesto los que mayor adaptación a la ciencia del norte demostraban. El consejo nacional de investigaciones nos estimulaba económicamente a enviar jóvenes al extranjero, muchas fundaciones extranjeras contribuyeron a costear los laboratorios para acomodar a tanto nuevo científico. No hicimos nada por detener el fenómeno ya que no lo creíamos tan extendido, no valorábamos su importancia, estábamos orgullosos del nivel alcanzado por la facultad. El grupo reformista se mantenga unido porque quedo dirigido por una persona con talento y de mucha influencia personal pero muy seguro del camino que llevaba. Nos limitamos a insistir en la vinculación práctica de la facultad con los problemas nacionales, hicimos concurrir uno por uno a todos los jefes de los departamentos ante el consejo directivo para que explicaran como iban a aplicar esa política. Esto despertó oposición entre los profesores más cientificistas y entre los más reaccionarios. Las contradicciones del grupo reformista empezaron a notarse, algunos alumnos acusaban de cientificismo y nuestra reacción era negativa. En primer lugar el significado de cientificismo no estaba claro, en segundo lugar el ataque fue llevado contra todo el grupo reformista y su obra, lo cual impidió que los profesores más politizados pudieran participar o siquiera comprender el movimiento. La pérdida de la ilusión desarrollista-científica permite ahora que los más politizados se planteen el problema general de la misión de la ciencia en esta sociedad y lleguen a la conclusión de que ella consiste en participar directamente en el proceso de reemplazarla por otra mejor y en definir e implementar esta. En cuanto a falta de fuerza política el problema se ha fundido al declararse en contra del sistema social se aceptan todos los inconvenientes de los grupos rebeldes. Que esto sea en vano depende de que ese cambio tenga base material que lo haga posible, tal vez el planteo de una ciencia rebelde contribuya a creerla.

Oscar Varsavsky +